Poemas del fin del mundo.

by samuelr77

Ciudad I.

Rondando por las calles y las avenidas,

el viento circular de la noche canta una canción borrosa.

El tiempo se rompe.

La ciudad huye de sí misma.

 

De pie, en el centro de todas las ruinas del mundo,

asisto a la caída de las ciudades; es la caída del hombre.

 

Un pájaro canta en el filo de la luz.

 

Ciudad II.

Apenas se mueve, inmóvil nos va tragando; nos devora mientras caminamos.

 

La ciudad está quieta como el ojo de un muerto,

apenas respira,

apenas canta.

 

Contrario a lo que aparenta, la ciudad yace inmóvil, moribunda, ebria de sí misma.

El asfalto es una tumba total.

 

La ciudad despierta sólo para acribillar la música,

la ciudad despierta sólo para agujerar el cielo.

 

La ciudad es el cíclope Polifemo revestido de plomo.

Hoy me llamo Nadie.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements